Spotify se alía con la ‘app’ del tiempo Accuweather para crear listas de música adaptadas a la meteorología

Spotify se alía con la ‘app’ del tiempo Accuweather para crear listas de música adaptadas a la meteorología


La música marida bien con muchas cosas. Gastronomía, deporte e, incluso, literatura son algunas de las cosas susceptibles de cambiar según las notas que floten y suenen en el ambiente. Pero, ¿cuál es la mejor melodía para un día soleado? ¿y para un día lluvioso? Spotify pretende dar respuesta a estas preguntas con una peculiar alianza. Y es que la compañía sueca se ha aliado con Accuweather para crear listas de reproducción adaptadas a la meteorología.

‘Climatune’ es el producto del trabajo conjunto. Con grandes volúmenes de información y aplicando herramientas de análisis propias del Big Data, ambas compañías han hecho un profundo análisis de al menos mil estaciones meteorólogicas de 900 ciudades diferentes con las más de 85.000 millones de reproducciones de todo los suscriptores realizadas en esos periodos. En las canciones que se incluyen en estas listas se analizaron aspectos como la calidad acústica, la energía, la calidad instrumental o su valencia (positividad o negatividad que expresa la música). Del tiempo se establecieron cinco campos: sol, lluvia, viento, nieve o nubosidad.
Mute
Loaded: 0%Progress: 0%
La conclusión del estudio previo viene a poner cifras y estadísticas a lo que se podía intuir: los días soleados se escoge música más viva, alegre, con más energía. Cuando está lloviendo se optan más temas más lentos, sonidos más tranquilos, acústicos. Hay alguna que otra excepción llamativa como el Reino Unido, donde optan por las canciones alegres los días con lluvia o nieve.
Otro de los casos que rompen la tónica es el tema ‘Adventure of lifetime’ de Coldplay, que triunfa cuando el sol está sobre el cielo de Los Ángeles pero también cuando llueve en Berlín. ‘Climatune’ es un servicio gratuito y si tu ciudad no está dentro del análisis se te mostrará la lista de los sitios más cercanos.

Según Ian Anderson, uno de los analistas de datos que ha participado, tenían prevista la posibilidad de no encontrar ninguna relación entre la meteorología y la música, pero, tras ver los resultados, asegura que “definitivamente hay una conexión entre lo que hay en el cielo y lo que escuchan los usuarios”.